Frase para el LIV concurso de relatos breves… muy breves de Gálgala

La frase de este mes, está sacada de un libro que me descubrió un buen amigo, al que le encanta viajar. Se llama UN MILLÓN DE PIEDRAS y está escrito por MIGUEL SILVESTRE. Es esta:

“El tipo del espejo contestó por mi”

Esperamos que os guste y que os inspire una historia mínima que no necesite mas de diez líneas para ser contada, una historia con planteamiento, nudo y desenlace cuyo objetivo es contar un cambio… la resolución del conflicto que se plantea en las primeras líneas.

Ánimo y que disfrutéis mucho escribiendo… y después degustando la cena para dos que tendrá como premio el relato ganador.

Publicado en Concurso Literario, Frase del mes | 1 comentario

GANADOR de la LIII edición del concurso de relatos breves…

Esta vez la ganadora ha sido: PAULA PAZO PEREIRA con su relato ¿Volverán?
Nuestra más cordial enhorabuena! 🙂
Te esperamos en Gálgala..

¿Volverán?

En esta casa cubierta de intrincadas enredaderas ya hace muchísimo tiempo que no vive nadie. Las paredes de piedra, cubiertas de humedad. Los armarios vacíos, llenos de recuerdos. Ecos de otras vidas que saltan de un cuarto a otro, recorren los pasillos desiertos y se entretienen jugando el los jardines. Los techos altos, imponentes, se resquebrajan, dejando que la luz de la luna se filtre sin control. Más allá, al otro lado, ella observa. ¿Volverán? ¿Seguirán ahí? No sabe explicarlo. La humedad de sus ojos se ha secado, sus recuerdos se desvanecen. Ya no nota el olor a canela de las cocinas. Ya no siente el calor del fuego de la chimenea. Su perfecta alcoba es ahora parte del jardín. Una jungla. El viento gélido se cuela entre los agujeros de la bóveda. Ella sabe que tiene frío, pero no lo siente. Respira, pero el aire no entra en sus pulmones. Se mira las manos que no están y sin voz ni habla se dice a sí misma: “Hace muchísimo tiempo que nadie vive aquí”.

Publicado en Concurso Literario, Relatos ganadores, Sin categoría | Deja un comentario

Relatos seleccionados en la LIII edición del concurso de relatos breves de Gálgala

¿VOLVERÁN?
En esta casa cubierta de intrincadas enredaderas ya hace muchísimo tiempo que no vive nadie. Las paredes de piedra, cubiertas de humedad. Los armarios vacíos, llenos de recuerdos. Ecos de otras vidas que saltan de un cuarto a otro, recorren los pasillos desiertos y se entretienen jugando en los jardines. Los techos altos, imponentes, se resquebrajan, dejando que la luz de la luna se filtre sin control. Más allá, al otro lado, ella observa. ¿Volverán? ¿Seguirán ahí? No sabe explicarlo. La humedad de sus ojos se ha secado, sus recuerdos se desvanecen. Ya no nota el olor a canela de las cocinas. Ya no siente el calor del fuego de la chimenea. Su perfecta alcoba es ahora parte del jardín. Una jungla. El viento gélido se cuela entre los agujeros de la bóveda. Ella sabe que tiene frío, pero no lo siente. Respira, pero el aire no entra en sus pulmones. Se mira las manos que no están y sin voz ni habla se dice a sí misma: “Hace muchísimo tiempo que nadie vive aquí

MAGÍA
En esta casa cubierta de intrincadas enredaderas ya hace muchísimo tiempo que no vive nadie, o al menos eso pensaban los habitantes de Colmar. Obvio era que si durante el día nadie alteraba la tranquilidad que albergaban sus gruesos muros, la noche escondía muchos secretos. El silencio se convertía en algarabía y el sosiego en barullo. Como poseídas por un encantamiento, todas y cada una de las piezas de un viejo ajedrez, que se encontraban desparramadas por la sala, cobraban vida: el Rey adoraba acompañar a su Dama galopando a lomos de sus blancos corceles seguidos muy de cerca por sus peones mientras los alfiles custodiaban las torres. Y así, coda anochecer comenzaba la mágica transformación. Era su tributo a Ana y Simón. Sus jóvenes vidas dejaron de tener valor años atrás, en una fría mañana de invierno, cuando una estrella amarilla mal cosida sobre sus abrigos, les auguraba un incierto futuro lejos del calor de su apacible hogar.

UNA CASA CANCIÓN, QUE NO FUE CANTADA
En esta casa cubierta de intrincadas enredaderas ya hace muchísimo tiempo que no vive nadie. Juan, seguía yendo año tras año a verla, la vieja casa de la que Sonia se había prendado. Ya pasaran muchos años desde aquel día en que ella decidió no arriesgarse y dejó morir su relación.
Esa casa era su meta, lo que los dos soñaban, su objetivo de vida. Era como la canción de su relación.
Y a pesar de todo, él insistía en volver, cada año en esa fecha, a reavivar su historia, una relación imposible, que nació en una mirada y murió en un cerebro. La comprara hace años, pero nunca la habitaría, esa casa era de Sonia. Él solo se limitaba a visitarla cada año y verla cubrirse de intrincadas enredaderas.

NEGRA CRÓNICA
En esta casa cubierta de intrincadas enredaderas ya hace muchísimo tiempo que no vive nadie. El anterior alcalde, un cincuentón rudo y cicatero, la construyó como regalo de compromiso para su novia adolescente. Los padres de Ana tenían deudas con él, y resolvieron saldarlas ofreciéndole la mano de su hija menor. El aceptó y ella tuvo que obedecer. Pero la mañana tras la boda, el alcalde apareció en la cocina, en un charco de sangre, con varias puñaladas. La policía no dudó: detuvieron al hijo del panadero. Se sabía que estaba enamorado de la chica y lo habían visto rondar por la casa el día del enlace. De nada valieron sus protestas y argumentos, fue juzgado y encarcelado. El arma del crimen nunca apareció, aunque nadie buscó en la maleta con la que la joven viuda abandonó el pueblo. En la casa maldita nadie quiso volver a entrar.

Publicado en Concurso Literario, Relatos seleccionados | Deja un comentario

Frase propuesta para el LIII concurso de relatos breves…

La frase es de un libro que me regalaron hace poco, un libro precioso de ilustraciones y comentarios poéticos: HERMOSA SOLEDAD escrito e ilustrado por JIMMY LIAO, que os recomiendo.

Y es esta:

En esta casa cubierta de intrincadas enredaderas
ya hace muchísimo tiempo que no vive nadie.

Esperamos vuestros relatos.
Podéis enviarlos a galgala.vegetariano@gmail.com
o traerlos personalmente a GÁLGALA en C/ Placer nº 4 – Vigo (esto último nos gusta mucho más 😉 )

Os dejo una breve biografía del autor que encontré en internet.
Jimmy Liao nació en Taipei (Taiwán) en 1958 y se licenció en Bellas Artes.
Después de una brillante trayectoria de doce años en el mundo de la publicidad, una leucemia le obligó a replantearse su vida: a los cuarenta, abandonó su empleo en una agencia para dedicarse por entero a escribir y dibujar sus propias historias, dirigidas tanto al público infantil como al adulto. A día de hoy, Jimmy ha publicado diecisiete libros, que han sido traducidos al inglés, francés, alemán, griego, japonés, coreano y español, entre otros idiomas. Varios de ellos, además, han sido adaptados al cine. Sin duda, es el ilustrador asiático más conocido del momento.

Publicado en Concurso Literario, Frase del mes | Deja un comentario

El ganador de la LII edición del concurso de relatos breves….

Es: ALEJANDRO VAGHETTI JOU con su relato: Las palabras y el duelo.

Nuestra más cordial enhorabuena!

LAS PALABRAS Y EL DUELO

De pronto le vino a la mente una escena que había presenciado meses atrás en un viaje de vacaciones a Hawai. Su madre estaba tan guapa con aquel colgante de cristal de Murano y su largo y colorido vestido…

Le inundó una vez más el olor de su perfume preferido. Decidió hacerle otro dibujo y dejárselo en la mesilla de noche.

Su padre seguía repitiendo: “mamá siempre estará con nosotros, nada cambiará”. Y todo seguía allí, esperando incansablemente que desde aquel confuso lugar ella apareciese un día para recuperarlo todo.

Afortunadamente, hoy en el colegio, la profesora le mandó estudiar el pretérito perfecto de los verbos amar, temer y partir. Tal vez eso ayude.

Te esperamos en Gálgala… 🙂

Publicado en Concurso Literario, Relatos ganadores | 1 comentario

Relatos seleccionados del LII concurso de relatos breves… muy breves

RELATOS FINALISTAS

LAS PALABRAS Y EL DUELO

De pronto le vino a la mente una escena que había presenciado meses atrás en un viaje de vacaciones a Hawai. Su madre estaba tan guapa con aquel colgante de cristal de Murano y su largo y colorido vestido.
Le inundó una vez más el olor de su perfume preferido. Decidió hacerle otro dibujo y dejárselo en la mesilla de noche.
Su padre seguía repitiendo: “mamá siempre estará con nosotros, nada cambiará”. Y todo seguía allí, esperando incansablemente que desde aquel confuso lugar ella apareciese un día para recuperarlo todo.
Afortunadamente, hoy en el colegio, la profesora le mandó estudiar el pretérito perfecto de los verbos amar, temer y partir. Tal vez eso ayude.

TAN SOLO UNA HISTORIA DE AGUA

De pronto le vino a la mente una escena que había presenciado meses atrás en un viaje de vacaciones a Hawai. Aquella tarde había estado atareada con la planificación de las actividades del día siguiente. Había reservado la mañana para hacer buceo por vez primera. Sumergirse en las aguas cristalinas del arrecife le provocaba una sensación de riesgo y deseo. Ensimismada recordó aquella escalofriante leyenda contada por el anciano en el muelle. Desde la ventana veía a una chica surfeando, la playa estaba vacía, apenas una decena de personas. De repente en el agua algo a gran velocidad iba aproximándose, pestañeo, tratando de enfocar más la imagen, de repente la joven y su tabla se hundieron en el agua. ¡Salió corriendo hacia la playa, y antes de alcanzar el agua notó que le agarraban por el hombro susurrando –Despierta!! ¡Nos tenemos que ir!!!

THE END

De pronto le vino a la mente una escena que había presenciado meses atrás en un viaje de vacaciones a Hawai. La agria discusión de una pareja. Las lágrimas de él, las disculpas de ella, los aspavientos de ambos. Y el apasionado beso con el que pusieron punto final a su desencuentro. Se marcharon juntos, tocándose, sin que (aparentemente) el rencor hubiese hecho mella en aquello que sintiesen el uno por el otro. En aquel momento pensó que lo suyo con Julia nunca había sido tan fácil. Ahora, esperando delante de la puerta de la que también había sido su casa, de repente deseó poder arreglar las cosas. Entraría y la besaría. En el cuello, como a ella le gustaba. Y la llevaría a la cama. Podrían empezar de nuevo. Pero en cuanto la vio lo único que sintió fue una enorme fatiga…
– Hola Julia… Solo venía a por mis cajas….”

Si os apetece pasaros por Gálgala a votar vuestro relato preferido 🙂

Publicado en Concurso Literario, Relatos seleccionados | Deja un comentario

Exposición de JULIÁN BRAVO JASO

Si queréis conocer un poco al autor de las pinturas de la nueva exposición, leed a continuación:

Julián Bravo Jaso (1958)

-Como foi que un día vostede quixo pintar?
Desde neno sentinme sempre engaiolado; é por iso que me gusta pintar: para evadirme.

-Lembra o seu primeiro debuxo?
Si, foi no correccional de San Electus; cando chegou ata a miña catreira aquela baralla pornográfica que circulaba polas celas, fixen das fotos máis explícitas algunhas copias apresuradas con rotuladores Carioca (o meu sponsor), que tiveron grande suceso na galería.
Cambiábaas por tabaco ou pola sobremesa das comidas.

-Podería vivir sen pintar?
Como non, de feito cando son libre non pinto nada! Vexo ao meu redor en panorámica e penso: Que bonito é todo isto! Vou pintar mañá! Porén, non pinto nunca!
Xa ti sabes como funciona: Cando un é feliz non fai falla querer atrapar retrincos de vida nun lenzo, nunha polaroid ou nunha cuartilla branca… Comparo ese facto coma o dalgún tarado triste que pretendese perpetuar, nun álbum poeirento, a fermosura efémera das bolboretas picadas nun alfinete.
Traspasar o espello, penetrar a pintura, esquecerse dun…

-Pois moitas grazas!
Non hai de que.

IMG-20160713-WA0010

IMG-20160713-WA0009

20160726_130945

20160726_130850

20160726_130955

20160726_130910

Si os apetece pasaros por aquí para echar un ojo a la expo… a mi me encanta 🙂

Publicado en Exposiciones | Deja un comentario

La frase para el “LII Concurso de relatos breves” de Gálgala

Esta vez la frase que proponemos como inicio del relato breve es de un libro de IRVIN D.YALOM: UN AÑO CON SCHOPENHAUER. Esta novela es el recorrido vital de un hombre sensible a quien la inminencia de la muerte lo lleva a hacer un balance de su vida. YALOM escritor y psicoterapeuta es también el autor de El día que Nietzsche lloró, El verdugo del amor, Desde el diván… entre otros muchos.

Pues bien, la frase que proponemos para el inicio del microrrelato es la siguiente:

“De pronto le vino a la mente una escena que había presenciado meses atrás en un viaje de vacaciones a Hawai.”

Esperamos que os guste y que os inspire una historia mínima que no necesite mas de diez líneas para ser contada, una historia con planteamiento, nudo y desenlace cuyo objetivo es contar un cambio… la resolución del conflicto que se plantea en las primeras líneas.

Ánimo y que disfrutéis mucho escribiendo… y después degustando la cena para dos que tendrá como premio el relato ganad@r

🙂

Plazo de entrega: 21 de septiembre de 2016

Publicado en Concurso Literario, Frase del mes | Deja un comentario

Relato Ganador

La ganadora del “LI Concurso de Relatos Breves… muy breves” es MARÍA JOSÉ COMESAÑA ESTÉVEZ con su relato LA FIERA.
Muestra más cordial enhorabuena. Te esperamos en Gálgala! 🙂

LA FIERA

Repetimos la pregunta: ¿De veras merece la pena?. Respuesta: Si, que otra cosa podía hacer? La fiera me acorralaba día y noche como cazador a su presa. Cada vez era más sigilosa, apenas audible. Y yo no podía escapar, porque con el transcurrir de los días, todos sus sentidos se volvían más agudos y los míos más torpes. Todavía puedo oler su mal aliento, sentir su lengua recorriendo mi cuerpo, oír sus desagradables amenazas y sus garras apretándome cada vez más fuerte. Mi vida apenas tenía valor, pero un día cambió, dejé de serle útil. La fiera se cansó de mí; ya tenía una nueva víctima, más joven, más dulce, más tierna… Pero no podía consentírselo y mis sentidos cobraron vida: mis silencios de convirtieron en gritos, mi miedo en valentía, mi cobardía en audacia. La fiera cometió un error y esa fue mi victoria, porque a mi hija no la tocaría jamás. Y ahora ustedes, miembros del jurado, me preguntan si merece la pena mi castigo: sí, y mil veces sí.

Publicado en Concurso Literario, Relatos ganadores | Deja un comentario

Relatos finalistas del LI concurso de relatos breves…

Han sido seleccionados los siguientes relatos…

Ya podéis venir a votar por vuestro favorito 🙂

LA FIERA
Repetimos la pregunta: ¿De veras merece la pena?. Respuesta: Si, que otra cosa podía hacer? La fiera me acorralaba día y noche como cazador a su presa. Cada vez era más sigilosa, apenas audible. Y yo no podía escapar, porque con el transcurrir de los días, todos sus sentidos se volvían más agudos y los míos más torpes. Todavía puedo oler su mal aliento, sentir su lengua recorriendo mi cuerpo, oír sus desagradables amenazas y sus garras apretándome cada vez más fuerte. Mi vida apenas tenía valor, pero un día cambió, dejé de serle útil. La fiera se cansó de mí; ya tenía una nueva víctima, más joven, más dulce, más tierna… Pero no podía consentírselo y mis sentidos cobraron vida: mis silencios de convirtieron en gritos, mi miedo en valentía, mi cobardía en audacia. La fiera cometió un error y esa fue mi victoria, porque a mi hija no la tocaría jamás. Y ahora ustedes, miembros del jurado, me preguntan si merece la pena mi castigo: sí, y mil veces sí.

SIN TITULO
– Repetimos la pregunta: ¿de veras merece la pena?. Respuesta:
– No hubo respuesta. Saúl siguió con la mirada baja, fija en un punto indeterminado de la mesa, escuchando a los policías con pasividad. Esa sala de interrogatorios claustrofóbica empezaba a pasarle factura: le dolía la espalda y un sudor incipiente brillaba en su frente. Claro que merecía la pena: no iba a contarles nada. No iba a contarles cómo, después de 5 años de ausencia, lo convirtió en cómplice de su crimen. Tampoco que a estas alturas debía estar ya en la Costa Azul. Pero sobretodo no iba a contarles lo mucho que echaba de menos bailar con ella a ritmo de Aretha Franklin en medio del salón; descalzos, lento. Sintió una punzada en el pecho, cerró fuerte los ojos y se lamentó para sí: “maldita seas”.
– Agente, lléveselo al calabozo. Cómo odio interrogar a los amantes.

LA VENTANA
Repetimos la pregunta: ¿de veras merece la pena? Respuesta: necesito esa respuesta – dijo ella una entre lágrimas. Mientras ella decía aquello una vez más él seguía sentado con pasmosa tranquilidad en el quicio de la ventana. Sus pies suspendidos en el vacío, las manos a ambos lados de los muslos y la mirada clavada en aquellos pájaros que una tarde más cruzan el cielo en busca de latitudes más cálidas. Aquella habitación se había convertido desde hace años en una cárcel de libros y responsabilidades, facturas y peleas. Y aquella misma tarde había decidido dejarla atrás de la mejor de las maneras posibles: con un final made in Hollywood, uno del que hablasen las vecinas del bloque durante años; así que no se lo pensó, se encaramó a la ventana, esperó a que se congregase un buen grupo de curiosos, que la prensa local tomase posiciones y la policía acordonase el lugar. Entonces, sin pensarlo dos veces: abrió sus alas y voló.

Publicado en Concurso Literario, Novedades, Relatos seleccionados | 2 comentarios