Relatos finalistas del LXII concurso de relatos breves…

RELATOS FINALISTAS

PRESUNTA IMPLICADA

“-Doña Rosita, explíqueme las circunstancias de ese arresto.
La mujer sonrió pícaramente, y sus ojos dibujaron una mirada seductora. Los años habían pasado, sin duda, pero la habían tratado bien. No podía quejarse. Seguía siendo hermosa, lo sabía, y como otras veces, intentaba sacar partido de su belleza para librarse por enésima vez del calabozo. En alguna ocasión le había funcionado, así que, ¿por qué no intentarlo de nuevo?. Se preparó para convertirse, durante los siguientes minutos, en el foco de toda la atención. Ahuecó su melena morena con las manos y aclaró un poco la voz. Se acomodó en el borde de la silla, bien erguida, cruzando las piernas con elegancia. Levantó la vista, despacio, descarada, hasta encontrar el rostro de su interlocutor.
-Por supuesto, Sr. Juez, Ilustrísimo, déjeme que le cuente…”

EL CASO DE DOÑA ROSITA

H. POIROT.- Doña Rosita, explíqueme las circunstancias de ese arresto.
ROSITA.- Inmovilicé al individuo pues quería huir presto.
H. POIROT.- Hasta ahí hizo bien Doña Rosita pero después a meado usted fuera del tiesto.
ROSITA.- Lamento tan horrendo gesto mas tuve que actuar ante ese hombre molesto.
H. POIROT.- ¿Pero qué le ha llevado a este desenlace funesto?
ROSITA.- ¡Se presentó ante mí con su miembro inhiesto!
H. POIROT.- ¡Pero esta amputación es un crimen manifiesto!
ROSITA.- ¡Oh, personaje indigesto… A los dioses yo protesto!
H. POIROT.- Invocar a la justicia divina no le librará en este supuesto.
ROSITA.- Perderé mi libertad pero mi honor queda repuesto.

FDO. JEBEL ALÍ

Doña Rosita, explíqueme las circunstancias de ese arresto. Porque de verdad que lo que nos cuenta el fiscal es un poco difícil de creer. Que es verano y con ola de calor vale. Que se le de por pasear en picardías por las calles de vez en cuando también vale. Pero que se le de por montarse en el scooter con su novio de verano alemán y hippie y vaya por la avenida principal del pueblo a las 4 de la mañana cantando a voz en grito… encima con la piernas de lado como si fuese de copiloto en un caballo en romería y cargando con botellas de licor de frambuesa y unos coloretes de aquí a pasado mañana… y encima en plenas fiestas del Cristo. Que ya le han caído los 80 añitos hace bien poco, Doña Rosita….

Estos son los tres relatos finalistas… si os apetece pasaros por GÁLGALA para votar a vuestro favorito. Os esperamos!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *