Relatos seleccionados del LVII concurso de relatos…

Ya tenemos los relatos finalistas de esta edición… si os apetece pasaros por GÁLGALA para votar al ganador!
Os esperamos 🙂
CAFÉ CON PORRAS

“A menudo iban juntos a merendar a ese lugar. Les gustaba sentarse en la mesa de siempre, pedir lo de siempre, y que el camarero que llevaba siglos trabajando allí les hiciera todas las veces la misma broma sin gracia. Como si el tiempo no hubiese pasado.
Apartaban todo lo que les había obligado a separarse y conseguían, por unas horas, la ilusión de volverse a sentir bien al lado del otro, cómodos, en casa. “No es sano lo que hacéis”, les decían. Lo sabían. Pero, ¿A quién le importaba si querían seguir engañándose un poco mas?
Hasta que una tarde, al sentarse, uno de los dos dijo: “Tenemos que hablar. He conocido a alguien…”.

FAUNA E BOSQUE
A menudo iban juntos a merendar a ese lugar.
Baixo os carballos, nun manto de malvas e rascavellas. Fauna era unha border collie azul merlé e vivía na casa máis grande da aldea. A nena máis pequena da familia peiteáballe durante longas horas, Fauna sempre remataba bocexando de aburrimento. Cada tarde escapaba ás carballeiras dese lugar e atopábase con Bosque, un can palleiro de cor marrón. Xogaban, corrían e durmían aniñados ata o cantar dos galos. Xuntos eran moi felices. Unha tarde Bosque chegou sangrando. Durante semanas Fauna lambeulle as feridas recorrentes; ainda ferido el seguía sempre contento e afectivo. Un día Bosque non apareceu. Fauna seguiu o seu rastro ata a súa casa e atopouno dentro dunha bolsa. Chorou doce noites. Cando naceron os seus cinco cachorros, os cinco marróns, ensinoulles a ser felices como Bosque lle ensinara a ela nese lugar.


TEIRA

A cotio ían xuntos merendar a ese lugar… el conformábase cun café cortado e un periódico calquera, a min bastame con observalo desexando que se parase o tempo e non volvera marchar.
Namorada dos teus defectos que para min eran virtudes, a túa retranca, o tue humor negro.
Namorada do teu sorriso de medio lado, tan pícaro, como un “dandy”, como James Dean.
Cando chegabas todo era festa, saidas, bailes, risas, …. a unha semán de partir, a tristeza invadía a casa e o silencio apoderabáse dela.
Negra sombra….. que me asombra…..
Longa viaxe de ida…….. sen fin……..
Seguirei esperándote papá, anhelando poder abrazarte…. Seguirei sorrindo de medio lado….

Esta entrada fue publicada en Concurso Literario, Relatos seleccionados. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *