Ya tenemos relato ganador

El relato ganador es DESTRUCCIÓN de ALEJANDRO VAGHETTI
Nuestra mas cordial ENHORABUENA!

DESTRUCCIÓN
Desgraciadamente no había sido sólo una amenaza. La invasión de aquellos inspectores de tierras lejanas de la que todos hablaban, había empezado.
Encerré la muñeca nueva en el armario marrón y arrojé la llave por la ventana de mi cuarto. El unicornio estaba camuflado entre los calcetines, y la libreta con mis dibujos y poemas más controvertidos, bien escondida debajo del colchón.
No entendía exactamente todo lo que mis padres comentaban de lo que estaba ocurriendo en el mundo, y los veía cada vez más preocupados. Pero yo no, yo ya estaba preparada. Nadie sería capaz de encontrar mis poderosas armas de “distracción” masiva.

Publicado en Concurso Literario, Relatos ganadores | Deja un comentario

Frase para el LVI concurso de relatos breves…

La frase que os proponemos este mes es la siguiente:

“De repente se volvió hacia el reloj para ver la hora que era”

Extraida de Madame Bovary de Gustave Flaubert

Esperamos que os inspire un buen relato…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Finalistas de la LV edición del concurso de relatos breves…

Hola, aquí os dejamos los relatos finalistas de este mes.
Muchas gracias a todos por vuestra participación!
Pasaros por aquí si os apetece votar al ganador 😉

DESTRUCCIÓN
Desgraciadamente no había sido sólo una amenaza. La invasión de aquellos inspectores de tierras lejanas de la que todos hablaban, había empezado.
Encerré la muñeca nueva en el armario marrón y arrojé la llave por la ventana de mi cuarto. El unicornio estaba camuflado entre los calcetines, y la libreta con mis dibujos y poemas más controvertidos, bien escondida debajo del colchón.
No entendía exactamente todo lo que mis padres comentaban de lo que estaba ocurriendo en el mundo, y los veía cada vez más preocupados. Pero yo no, yo ya estaba preparada. Nadie sería capaz de encontrar mis poderosas armas de “distracción” masiva.

COMO CONOCÍ A VUESTRO PADRE
Desgraciadamente no había sido sólo una amenaza. La tensión en las calles iba en aumento, y el Gobierno acabó imponiendo el toque de queda. A partir de las 8 de la tarde las aceras debían permanecer desiertas y solo podían circular coches que tuvieran permisos especiales. Las noches, quebradas por ráfagas de disparos y otros ruidos indescifrables, se hacían muy largas. El país entero estaba atemorizado. Pero para mí aquellos fueron los mejores días. No podías bajar al bar después de la cena, y por fin reparaste en mí, aunque yo ya llevaba meses instalada en la pensión. Empezaste a buscarme al terminar la jornada, para comentar los sucesos del día, y hablábamos de política y otras cosas sin importancia. Jugábamos al parchís y a las cartas. Y cuando todo volvió a la normalidad, y fuimos libres para entrar y salir, tú decidiste quedarte.

LA DESPEDIDA
Desgraciadamente no había sido sólo una amenaza de que se avecinaba un cambio importante en su vida. Aquel viaje le ilusionaba, se dormía planeando cómo sería su nueva vida en el extranjero, y se despertaba asustado por la incertidumbre del día a día sin ella, su mente navegaba en un mar de dudas, llevaban juntos una eternidad, conviviendo con la rutina que acabó quemando la ilusión, aquellos silencios se le hacían insoportables, había llegado el momento de escribir el final de aquella historia.
Odiaba las despedidas y esta no era una excepción, planeó cada palabra, cada gesto y estudió la escena, decidió regresar temprano a casa para decírselo esa misma noche, a la hora de la cena. Su sorpresa fue descubrir que ella no estaba sola, y buscaba consuelo enredada en unos brazos distintos a los suyos.

Publicado en Concurso Literario, Relatos seleccionados | Deja un comentario

Cena con VALPISTER!

El miércoles 5 de abril a las 8,30h en Gálgala tendremos el honor de recibir a PETER JENSEN, VELPISTER un artista polifacético: pianista, compositor, pintor, vídeo artista, escenógrafo, ilustrador y escritor… un crack! Nos presentará un musicoplastidrama, titulado Cuentos para no Volverme Cuerdo. Una obra que combina música, humor negro, e imágenes muy variadas. No os lo perdáis!

Aquí os dejo el cartel:

gágalamenú (6)

Si os apetece venir… no os olvidéis de reservar mesa: 986 22 14 17 que esto es pequeño… (sí, intimo y acogedor) y enseguida se llena 😉

Publicado en Cenas "fuera de carta" | Deja un comentario

La frase del LV Concurso de relatos breves… muy breves de Gálgala

Aquí os dejamos la nueva frase…

“Desgraciadamente no había sido sólo una amenaza”

La frase es de JOSÉ SARAMAGO de su libro: “El viaje del elefante”

Esperamos que os inspire… y que lo paséis muy bien escribiendo un brevísimo relato de 10 lineas. 🙂

Publicado en El Concurso, Frase del mes | Deja un comentario

Ya tenemos el ganador del LIV concurso de relatos breves…

Nuestra más cordial enhorabuena para ANTONIO SAMPIL PEQUENO que ha sido el ganador de esta edición, con su relato:

TRANSGRESIÓN

O tipo do espello contestou por min, aquela tarde.
Cando subín pola escada que leva ao faiado e abrín a porta de vagar, esta emitiu un laído, como se alguén me chamase desesperadamente. Avancei até a xanela e tirei das contras. As raiolas alumearon un espello longo e aquel vello baúl. Abrino desexando atopar o que non procuraba. Entre unha chea de cousas apañei unha foto donde estaba eu, de cativa, coas coletas e o vestido de ballet que tanto agradaba a papá. A miña beira Lucía, xa era moi fermosa de meniña. Lembrei as noites a compartir cama e segredos, e ela a camiñar cara a praia, coa saia lila que tan ben lle sentaba. Pousei o marco, apartei os zapatos de ballet e, ao fondo, mirei aquilo, o seu traxe negro, o de papá, coidadosamente dobrado, có chapeu a un lado. Puxen primeiro o chapeu e erguinme, inconscientemente. Espinme, a modo, a vestín a camisa, os pantalóns, o chaleco e a chaqueta. Ollei entón para o espello e coloqueime fronte a el. Respirei profundamente. E o tipo do espello contestou por min: “A Lucía sempre lle gostaron os homes de traxe”.

Te esperamos en Gálgala! 🙂

Publicado en El Concurso, Relatos ganadores | Deja un comentario

Relatos finalistas de la LIV edición del concurso de relatos breves..

Aquí os dejamos los relatos seleccionados… si os apetece pasaros por Gálgala a dejar vuestro voto 😉
Os esperamos!

ENCUENTRO INESPERADO
El tipo del espejo contestó por mí.

Ya sabía lo que tenía que hacer, a pesar de que sus palabras me sonasen lejanas y ajenas, y de que aquel individuo fuese un completo extraño en el dilema que se me planteaba.
No entraba en mis planes aquel encuentro y solté la pala como quien deja caer toda la pesadez de los años vividos sin ganas y sin remedio, sintiendo que la decisión que me había tenido en vela cada noche de los últimos meses seguía dando vueltas en mi cabeza.
Mientras el bulto permanecía a mi lado, mi mirada calibraba si en aquel hoyo cogerían dos.

CARA A CARA
El tipo del espejo contestó por mí,
con una rapidez que me pilló desprevenido.
-Y ahora me sales con esas? ¿Pero qué coño te has creído? ¡Después de todo lo que hemos pasado juntos, me sales con que no puedes más, que la única salida es acabar con tu vida! ¡Me resultas patético! Pero claro, que se puede esperar de un tipo como tú, carente de escrúpulos. Aunque analizándolo bien, no me extraña tu lamentable estado. ¿Qué te parece si hacemos un breve balance de tu vida? Ponte cómodo: familia: inexistente; en tu opinión una panda de paletos sin ningún tipo de ambiciones. Amigos: yo los llamaría extraños, se pegaban a ti por tu éxito, ¿Dónde están ahora? Amor: ¿Sabes su significado? No, tú solo te rodeabas de mujeres de dudosa reputación. ¡Pero qué vida tan lamentable la tuya!.
Y llegados a este punto ¿qué final has decidido? Permíteme, por si el alcohol y las drogas te han destrozado el cerebro, sugerirte un salto al vacío. ¿Por lo menos, una vez en tu vida, tendrías un buen titular!

TRANSGRESIÓN
O tipo do espello contestou por min
, aquela tarde.
Cando subín pola escada que leva ao faiado e abrín a porta de vagar, esta emitiu un laído, como se alguén me chamase desesperadamente. Avancei até a xanela e tirei das contras. As raiolas alumearon un espello longo e aquel vello baúl. Abrino desexando atopar o que non procuraba. Entre unha chea de cousas apañei unha foto donde estaba eu, de cativa, coas coletas e o vestido de ballet que tanto agradaba a papá. A miña beira Lucía, xa era moi fermosa de meniña. Lembrei as noites a compartir cama e segredos, e ela a camiñar cara a praia, coa saia lila que tan ben lle sentaba. Pousei o marco, apartei os zapatos de ballet e, ao fondo, mirei aquilo, o seu traxe negro, o de papá, coidadosamente dobrado, có chapeu a un lado. Puxen primeiro o chapeu e erguinme, inconscientemente. Espinme, a modo, e vestín a camisa, os pantalóns, o chaleco e a chaqueta. Ollei entón para o espello e coloqueime fronte a él. Respirei profundamente. E o tipo do espello contestou por min: “A Lucía sempre lle gostaron os homes de traxe”.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Frase para el LIV concurso de relatos breves… muy breves de Gálgala

La frase de este mes, está sacada de un libro que me descubrió un buen amigo, al que le encanta viajar. Se llama UN MILLÓN DE PIEDRAS y está escrito por MIGUEL SILVESTRE. Es esta:

“El tipo del espejo contestó por mi”

Esperamos que os guste y que os inspire una historia mínima que no necesite mas de diez líneas para ser contada, una historia con planteamiento, nudo y desenlace cuyo objetivo es contar un cambio… la resolución del conflicto que se plantea en las primeras líneas.

Ánimo y que disfrutéis mucho escribiendo… y después degustando la cena para dos que tendrá como premio el relato ganador.

Publicado en Concurso Literario, Frase del mes | 1 comentario

GANADOR de la LIII edición del concurso de relatos breves…

Esta vez la ganadora ha sido: PAULA PAZO PEREIRA con su relato ¿Volverán?
Nuestra más cordial enhorabuena! 🙂
Te esperamos en Gálgala..

¿Volverán?

En esta casa cubierta de intrincadas enredaderas ya hace muchísimo tiempo que no vive nadie. Las paredes de piedra, cubiertas de humedad. Los armarios vacíos, llenos de recuerdos. Ecos de otras vidas que saltan de un cuarto a otro, recorren los pasillos desiertos y se entretienen jugando el los jardines. Los techos altos, imponentes, se resquebrajan, dejando que la luz de la luna se filtre sin control. Más allá, al otro lado, ella observa. ¿Volverán? ¿Seguirán ahí? No sabe explicarlo. La humedad de sus ojos se ha secado, sus recuerdos se desvanecen. Ya no nota el olor a canela de las cocinas. Ya no siente el calor del fuego de la chimenea. Su perfecta alcoba es ahora parte del jardín. Una jungla. El viento gélido se cuela entre los agujeros de la bóveda. Ella sabe que tiene frío, pero no lo siente. Respira, pero el aire no entra en sus pulmones. Se mira las manos que no están y sin voz ni habla se dice a sí misma: “Hace muchísimo tiempo que nadie vive aquí”.

Publicado en Concurso Literario, Relatos ganadores, Sin categoría | Deja un comentario

Relatos seleccionados en la LIII edición del concurso de relatos breves de Gálgala

¿VOLVERÁN?
En esta casa cubierta de intrincadas enredaderas ya hace muchísimo tiempo que no vive nadie. Las paredes de piedra, cubiertas de humedad. Los armarios vacíos, llenos de recuerdos. Ecos de otras vidas que saltan de un cuarto a otro, recorren los pasillos desiertos y se entretienen jugando en los jardines. Los techos altos, imponentes, se resquebrajan, dejando que la luz de la luna se filtre sin control. Más allá, al otro lado, ella observa. ¿Volverán? ¿Seguirán ahí? No sabe explicarlo. La humedad de sus ojos se ha secado, sus recuerdos se desvanecen. Ya no nota el olor a canela de las cocinas. Ya no siente el calor del fuego de la chimenea. Su perfecta alcoba es ahora parte del jardín. Una jungla. El viento gélido se cuela entre los agujeros de la bóveda. Ella sabe que tiene frío, pero no lo siente. Respira, pero el aire no entra en sus pulmones. Se mira las manos que no están y sin voz ni habla se dice a sí misma: “Hace muchísimo tiempo que nadie vive aquí

MAGÍA
En esta casa cubierta de intrincadas enredaderas ya hace muchísimo tiempo que no vive nadie, o al menos eso pensaban los habitantes de Colmar. Obvio era que si durante el día nadie alteraba la tranquilidad que albergaban sus gruesos muros, la noche escondía muchos secretos. El silencio se convertía en algarabía y el sosiego en barullo. Como poseídas por un encantamiento, todas y cada una de las piezas de un viejo ajedrez, que se encontraban desparramadas por la sala, cobraban vida: el Rey adoraba acompañar a su Dama galopando a lomos de sus blancos corceles seguidos muy de cerca por sus peones mientras los alfiles custodiaban las torres. Y así, coda anochecer comenzaba la mágica transformación. Era su tributo a Ana y Simón. Sus jóvenes vidas dejaron de tener valor años atrás, en una fría mañana de invierno, cuando una estrella amarilla mal cosida sobre sus abrigos, les auguraba un incierto futuro lejos del calor de su apacible hogar.

UNA CASA CANCIÓN, QUE NO FUE CANTADA
En esta casa cubierta de intrincadas enredaderas ya hace muchísimo tiempo que no vive nadie. Juan, seguía yendo año tras año a verla, la vieja casa de la que Sonia se había prendado. Ya pasaran muchos años desde aquel día en que ella decidió no arriesgarse y dejó morir su relación.
Esa casa era su meta, lo que los dos soñaban, su objetivo de vida. Era como la canción de su relación.
Y a pesar de todo, él insistía en volver, cada año en esa fecha, a reavivar su historia, una relación imposible, que nació en una mirada y murió en un cerebro. La comprara hace años, pero nunca la habitaría, esa casa era de Sonia. Él solo se limitaba a visitarla cada año y verla cubrirse de intrincadas enredaderas.

NEGRA CRÓNICA
En esta casa cubierta de intrincadas enredaderas ya hace muchísimo tiempo que no vive nadie. El anterior alcalde, un cincuentón rudo y cicatero, la construyó como regalo de compromiso para su novia adolescente. Los padres de Ana tenían deudas con él, y resolvieron saldarlas ofreciéndole la mano de su hija menor. El aceptó y ella tuvo que obedecer. Pero la mañana tras la boda, el alcalde apareció en la cocina, en un charco de sangre, con varias puñaladas. La policía no dudó: detuvieron al hijo del panadero. Se sabía que estaba enamorado de la chica y lo habían visto rondar por la casa el día del enlace. De nada valieron sus protestas y argumentos, fue juzgado y encarcelado. El arma del crimen nunca apareció, aunque nadie buscó en la maleta con la que la joven viuda abandonó el pueblo. En la casa maldita nadie quiso volver a entrar.

Publicado en Concurso Literario, Relatos seleccionados | Deja un comentario